¿Qué hacer con la grasa del jamón ibérico? – Marcelino Ibericos

¿Qué hacer con la grasa del jamón ibérico?

Las grasas del jamón son una delicia

Las grasas del jamón son una delicia. Mientras comes un taco de tocino ibérico, podrás disfrutar del mejor impulsador de sabor.

Aunque por todos es sabido que el jamón posee una capa de grasa bastante importante, no vamos a poder aprovechar toda la grasa.

Un ejemplo es, cuando sacamos la corteza para comenzar a comer el jamón vas a encontrar una capa de color amarillento. Esa grasa es la vamos a descartar porque no nos sirve para nada.

Recomendado: Diferencia: Bellota, cebo de campo y cebo

Si cubres tu jamón con esta grasa, tal y como sugieren la mayoría de guías, lo único que conseguirás es que cuando se ponga rancio traspase el sabor al propio jamón y lo único que podrás hacer es disfrutar es un producto de segunda. Solo hará falta cubrirlo con un trapo seco y limpio.

Aunque, la grasa blanquecina, tirando a rosada, que rodea la carne del jamón es la que vamos a aprovechar. ¿Cuántas veces has desechado grasa de jamón cuando preparas una loncha? Es un desperdicio de grasa, ¡pero ahora no te pasara más!

Si te encanta degustar auténticas e increíbles delicias, sabes lo importante que es utilizar la grasa ibérica de manera sabia e inteligente. ¿Qué planeas hacer con ella?

Recomendado: ¿Qué es el marmoleo, marmoreo o veteado?

Ideas para aprovechar la grasa del jamón

La mayoría de nosotros hemos escuchado el refrán «del cerdo, hasta los andares». Aquí te dejamos 7 ideas para aprovechar al máximo la grasa del jamón ibérico.

Ideas para usar la grasa del jamón ibérico

  1. Las abuelas ya sabían que la grasa del jamón ibérico era buena para los platos de cuchara. No son sólo las lentejas, la fabada o cualquier otro plato típico quedará fantástico cuando añadimos una porción de grasa de jamón ibérico para cocinar.
  2. También puedes utilizar esta grasa como un aceite. Esta grasa es perfecta para cocinar en la sartén y darle ese toque a jamón que tanto nos gusta.
  3. ¿Sabías que hay un plato tradicional de Andalucía conocido como los chicharrones? Es una receta que incluye la grasa del jamón, la parte ligeramente grasienta y la carne. La clave es freír las porciones de tocino hasta que estén crujientes. Se pueden añadir especias para potenciar el sabor.
  4. Otra opción que nos encanta es servir una tapita de pan de campo con un toque de queso, y una fina lámina de la mejor grasa de jamón ibérico (Si lo calientas, esta simple receta te sorprenderá).Huevos fritos hechos con grasa de jamón ibérico
  5. Huevos fritos: Quitando la grasa del jamón, haz láminas y fríelas en una sartén, cuando veas que están derretidas añade el huevo. En unos 5 minutos el huevo estara listo. Puedes cortar unas tiras de jamón para acompañarlo y mejorar el sabor.
  6. Cocido madrileño: Esta es la más popular de las recetas de cocido. Yo no sé si el resto de España está de acuerdo conmigo, pero en Madrid echamos un poco de tocino a la cazuela para darle aún más sabor.
  7. Aceite con aroma a jamón: Esta receta es muy simple, solo tienes que coger unos 500 gramos de grasa del jamón y cocinarla a fuego muy lento, 100 gramos de agua y 300 de aceite de oliva. ¡Aguarda a que se enfríe! Guárdalo en un recipiente de cristal para que puedas ver la belleza de su color y aroma. Lo puedes usar perfectamente para cocinar, añadiendo el aroma tan característico del jamón.

Recomendado: ¿Qué embutido puedo comer si tengo colesterol?